Por qué la bronquiolitis afecta mayormente a menos de un años

11/05/2018 CAT1, CAT2, CAT3, CAT4, CAT5 0

La bronquiolitis es la afección respiratoria más frecuente en bebés menores de un año, a nivel mundial. Es la causa más importante de infección en el tracto respiratorio inferior causada por un virus, que suele circular con más fuerza entre abril y septiembre.

El virus sincicial respiratorio (VSR), es el responsable de provocar bronquiolitis. Los síntomas de los bebés que sufren esta enfermedad suelen ser: anormalidades en la función pulmonar, hiperreactividad de las vías aéreas inferiores y mayor predisposición a sibilancias recurrentes.

“Además de las consideraciones generales preventivas, es necesario prestar atención a los principales síntomas y tener en cuenta que cuanto más pequeño es el niño, más importantes pueden ser los síntomas”, explicó Ángela Gentile, jefa de Epidemiología del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez y ex presidente de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP).

Según Ángela Gentile, los síntomas a los que los padres deben estar atentos son:

-Respiración más rápida (taquipnea) y aumento de tos

-Respiración ruidosa con silbidos (sibilancias)

-Mucosidad nasal

-Tos, catarro

-El niño se agita fácilmente

-Dificultad para alimentarse o para conciliar el sueño

-Piel azulada o muy pálida

-Fiebre con temperatura mayor a 38°C

-Hundimiento de las costillas al respirar

La especialista, también, comentó que no existe una vacuna para la bronquiolitis, por esta razón es muy importante la prevención con los siguientes cuidados:

– Evitar la contaminación ambiental con humo (ya sea humo de cigarrillo u otros) y evitar el hacinamiento.

– Cuidar la higiene; mantener las manos limpias de quienes están en contacto con el menor. Especialmente el contacto con los hermanos.

– Concurrir a los controles rutinarios con el médico.

– Impulsar y mantener la lactancia materna

– Cumplir el calendario nacional de vacunación y con las vacunas que determine el pediatra, tanto para el bebé como para quienes conviven con él.

“Se considera grupo de riesgo a los bebés nacidos prematuramente de bajo peso, o con ciertas afecciones pulmonares producto de haber recibido ventilación mecánica por largo tiempo. También forman parte del grupo considerado más vulnerable los niños con cardiopatías congénitas”, concluyó Ángela Gentile.