El ejercicio físico durante el embarazo brinda beneficios maternos y fetales

11/12/2017 CAT1, CAT2, CAT3, CAT4, CAT5 0

Un reciente estudio, llevado a cabo por un equipo de la Universidad Camilo José Cela (UCJC) y publicado en el Journal of American Medicine Association (JAMA), demostró que el ejercicio físico durante el embarazo otorga mayores beneficios fisiológicos, tanto maternos como fetales.

De acuerdo con la investigación, las mujeres en estado de gravidez deben realizar sesiones de ejercicio de 45 a 64 minutos, tres días a la semana; mientras que el inicio deber ser desde la semana nueve a 12 de gestación (después de la primera visita perinatal) hasta la semana 38-39 de embarazo.

Pero a pesar de esta investigación, aún existen opiniones acerca de la actividad física durante el embarazo, a lo que el doctor en Medicina Mario Sebastiani, miembro de la División Tocoginecología del Hospital Italiano de Buenos Aires, indicó que el consenso entre expertos es incluir la actividad a la rutina semanal.

Los métodos más comunes son el pilates y el yoga, bajo la supervisión de un instructor que sepa adoptar las posturas. No obstante, el especialista afirma que durante la gestación se debe ser selectivos, porque hay prácticas que no conllevan riesgos, otras que pueden desarrollarse con moderación y un resto que están contraindicadas de plano. En ese sentido, enumeró una serie de opciones óptimas para la época, comenzando por variantes adecuadas para realizar al aire libre.

En primer lugar, la caminata. Esta aporta múltiples ventajas antes, durante y después del embarazo: puede realizarse en cualquier horario y lugar, y en cualquier etapa de la gestación.

Otra actividad es el running, dijo Sebastiani, “una excelente forma de ejercitarse para las que están habituadas, siempre y cuando tomen las debidas precauciones, como no correr más de 3 km, evitar trotar si hace mucho calor o hay mucha humedad, trotar en una superficie adecuada y con calzado específico para running”.

“Si nunca hiciste ejercicio, el embarazo es un buen momento para comenzar una rutina que puedas prolongar en el tiempo, siempre y cuando tomes las debidas precauciones”, agregó el doctor.