Descubre todos los beneficios de la meditación para tu vida

26/02/2018 CAT1, CAT2, CAT3, CAT4, CAT5 0

Es la práctica de un estado de atención concentrada, sobre un objeto externo, pensamiento, la propia consciencia, o el propio estado de concentración.

La palabra “meditación” viene del latín meditatio, que originalmente indica un tipo de ejercicio intelectual. De este modo, en el ámbito religioso occidental se ha distinguido entre “meditación” y “contemplación”, reservando a la segunda un significado religioso o espiritual.

Esta distinción se vuelve tenue en la cultura oriental, de forma que al comienzo de la influencia del pensamiento oriental en Europa, la palabra adquiriría un nuevo uso popular.

La meditación describe la práctica de un estado de atención concentrada, sobre un objeto externo, pensamiento, la propia consciencia, o el propio estado de concentración.

Este nuevo uso se refiere a la meditación propia del yoga, originada en India. En el siglo XIX, los teósofos adoptaron la palabra “meditación” para referirse a las diversas prácticas de recogimiento interior o contemplación propias del hinduismo, budismo y otras religiones orientales.

Características de la meditación

La meditación se caracteriza normalmente por tener algunos de estos rasgos:

Un estado de concentración sobre la realidad del momento presente.

Un estado experimentado cuando la mente se disuelve y es libre de sus propios pensamientos.

Una concentración en la cual la atención es liberada de su común actividad y focalizada en Dios (propio de las religiones teístas).

Una focalización de la mente en un único objeto de percepción, como por ejemplo la respiración o una recitación de palabras constante.