¿Cómo detectar los síntomas de un infarto de corazón?

01/12/2017 CAT1, CAT2, CAT3, CAT4, CAT5 0

Detectar un infarto de corazón puede ser complicado y ocurrir en cualquier momento. Hasta 2003 era la principal causa de muerte en Ecuador y hoy ocupa el segundo puesto, solo le supera la neumonía.

Por ello, es útil que reconozcas cuáles son los síntomas de infarto del corazón aunque no pases de 55 años, la edad habitual en que aumentan los riesgos. Según las estadísticas del INEC el infarto también ocurre en personas entre 20 y 49 años. Además, conociendo los síntomas podrás ayudar a socorrer a cualquier persona que sufra un ataque cardiaco y salvar su vida si reaccionas a tiempo.

Y es que puede que no te pase a ti o a nadie de tu familia, pero imagina que vas por la calle y alguien tiene malestar a tu lado, ¡debes socorrerlo! Cuanto más preparada estés, mejor será tu respuesta en caso necesario. Si detectas los síntomas podrías salvar otro ser humano. Los primeros 30 minutos desde que se comienzan a sentir los síntomas de un infarto cardiaco son determinantes para saber si el paciente podrá salvarse o no.

¡Cuestión de minutos y de tomar decisiones correctas!

Si consigues que el aquejado llegue al hospital rápido, la probabilidad de salvación es de un 90%. Por desgracia, el desconocimiento hace que no prestemos atención a los síntomas de un infarto de miocardio hasta que es demasiado tarde. Por ello hemos considerado interesante crear este tutorial para poder asesorarte.

Y bien, empecemos por lo básico.

¿Qué es un infarto de corazón?

Se le llama infarto de corazón o infarto de miocardio a la muerte de células cardiacas por la falta de oxígeno. ¿Qué impide que llegue el oxígeno a las células del corazón? Pues generalmente un coágulo que bloquea una de las arterias coronarias.

Este bloqueo del flujo sanguíneo en las arterias del corazón surge por:

  • placa acumulada lentamente en las paredes de las arterias y que las estrecha, es lo que se conoce como bloqueo parcial.
  • ruptura de revestimiento arterial y se crean coágulos allí donde aparece. Se obstruye totalmente el paso de la sangre, es un bloqueo total.

¿Cómo detectar un infarto de corazón?

Los síntomas de un ataque al corazón a veces se muestran de forma leve. Confunden a la persona que los tiene y nos hacen pensar en otro padecimiento. Incluso en una persona que ya ha tenido un infarto previo los síntomas de un ataque al otro varían.

Algunos de los síntomas comunes del infarto son:

  • Presión en el centro del pecho que puede durar unos minutos o ir y venir en intensidad. Esa presión o sensación de aplastamiento puede extenderse a las extremidades, al cuello y la parte superior de la espalda.
  • Dolor en la mandíbula, en los dientes y en la cabeza. Estos dolores pueden ocurrir al mismo tiempo que la presión en el pecho. No siempre es así.
  • Falta de aire o dificultades para respirar. Este es un síntoma de infarto muy común. La sensación es como si tuvieras asma.
  • Náuseas o malestar en el estómago. A veces se siente un peso en el estómago como si tuvieras piedras. De vez en cuando suben los sabores de los jugos gástricos a la boca y hasta se puede vomitar.
  • Dolor en la parte alta del abdomen. Aparece un dolor punzante sostenido o variable.
  • Sudoraciones aparentemente injustificadas. El cuerpo y la piel están muy fríos pero se suda de manera abundante aún estando quietos.
  • Dolor en el brazo izquierdo. Es el brazo que más comúnmente duele en caso de infarto. Los dedos ralentizan su movimiento y sientes cierto cosquilleo.
  • Dolor en la parte superior de la espalda. Generalmente se sitúa entre los omóplatos un dolor punzante en los músculos.
  • Malestar general como si estuviéramos incubando un catarro.
  • Fatiga y tendencia a sentirnos como adormecidos y lentos.

Los infartos silenciosos

Muchos infartos ocurren sin que nos demos cuenta. Son los infartos silenciosos, sin dolores en el pecho ni en el resto del cuerpo. Infartos sin síntomas fáciles de detectar. Sin embargo, son igual de serios que los que sí producen dolores.

Conocer bien nuestro cuerpo, es lo ideal para detectar los más sutiles cambios y pedir ayuda médica de inmediato. Un simple detalle, y una rápida actuación será vital para conseguir tratar el infarto de manera efectiva. Es por eso que es muy importante saber detectar un infarto.

Un infarto del miocardio no es lo mismo que un paro cardíaco

Sin embargo, un infarto puede producir un paro cardiaco.

El paro cardíaco es cuando por la razón que sea el corazón deja de latir. En el infarto de miocardio el corazón sigue latiendo con un ritmo afectado y cuando se hace fatal ya se detiene.

Insisto en la importancia de ir al médico a tiempo ante el menor malestar.

Cómo intervenir ante un ataque al corazón.

 

En primer lugar, lo más importante es solicitar auxilio y conseguir que una ambulancia acuda lo antes posible al lugar del incidente. Una vez estén avisadas las autoridades médicas, procederemos a realizar la respiración artificial y tras ella la reanimación cardiopulmonar.

Todas estas acciones deben hacerse con seguridad y se recomienda que previamente se realice algún tipo de curso de primeros auxilios  para afianzar los conocimientos que a continuación indicaremos.

Realización de boca a boca

  • Revisar la boca y en caso de que hubiera algún diente roto o dentadura postiza retirarlas. Así mismo debe limpiarse la boca de cualquier fluido tales como mocos, vómito o similar para evitar que accedan a los pulmones
  • Poner al paciente boca arriba
  • Colocar la cabeza hacia atrás y elevar la barbilla hacia arriba, situando dos dedos tras la mandíbula para evitar que la lengua bloquee el acceso de aire
  • Cerrar las fosas nasales con los dedos para evitar que no se salga el aire por la nariz.
  • Juntar la boca con la boca de la víctima y soplar comprobando que el pecho se eleva. Tras ello retirar  la boca apara que el aire salga y volver a repetir el proceso durante 12 repeticiones. (Para un adulto es recomendable realizar 12 respiraciones por minuto pudiendo aumentar el número en el caso de los niños)

Pasos para realizar una reanimación cardiopulmonar

  • Juntar las dos manos, una encima la otra entrelazando los dedos y situarlas al final del esternón del enfermo.
  • Presionar rítmicamente unas 100 veces por minuto aplicando una fuerza de presión de unos 4 o 5 centímetros de profundidad.

La realización de la reanimación cardiopulmonar y del boca a boca deben realizarse simultáneamente si es posible por lo que se tratará de buscar ayudar y poder hacer  ambas acciones de tal manera que se comience con 5 compresiones de pecho con una respiración boca a boca. En caso de que sólo una persona puede realizar la reanimación se deberán realizar 15 compresiones seguidas de dos respiraciones.